juanporelmundo

Viviendo la experiencia de mi vida

Almeria, Amigos, Casablanca, Lisboa, Rio de Janeiro, viajes, vuelta al mundo

Almería – Lisboa – Casablanca – Casi perdemos el avión – Rio de Janeiro.

Domingo 9 de octubre de 2016. Temprano (muy temprano) por la mañana. No he dormido muy bien por los nervios. Desayuno fugaz. Repaso mental a la mochila, no quiero olvidar nada… Despedida de mi hermana (lágrimas y abrazos de los que no te quieres separar). Cogemos el coche. Dirección: Lisboa. Tengo la enorme suerte de hacer esta primera etapa con mis padres.

Tras casi 12 horas de viaje con una parada en Sevilla a ver a mis tíos, llegamos a Lisboa. Pequeño apartamento en un cuarto con escaleras muy estrechas, en una calle casi más estrecha. Pero es acogedor, y a dos pasos del centro.

Hacemos un poco de turismo: mirador de Santa Catalina, tranvía 28, Barrio de Afama, cena en Damas, un bar con un rollo muy molón… Tampoco mucho más, estamos reventados.

Al día siguiente hacemos un Free Tour muy divertido e instructivo con nuestro guía Manu por las calles de Lisboa. Y después a comer al mercado con Harry


Dejadme que os presente a Harry: es un chico al que conozco de habernos visto tres veces, pero que, cuando le conté mi aventura, decidió acompañarme por Sudamérica. Y yo encantado. Fisio hispano-francés, con mi misma edad, conectamos desde el primer momento (no seáis mal pensados…) y, por ahora, todo fluye genial.


Visitamos junto con mis padres el barrio de Belém y cuando íbamos a tomar los famosos pasteles de nata, nos encontramos casualmente con Natalia y Tamara, otras compañeras de viaje. Natalia es una amiga de París, aunque antes de que empezasemos a hablar de hacer este viaje, nos habíamos visto en contadas ocasiones. Y Tamara es amiga suya. Aún nos quedaría por conocer a Marta, que llegaría al día siguiente. Y desde el primer minuto, muy buen feeling entre los cinco. 

Martes 11 de octubre.

El valor para marcharse, el miedo a llegar. 

Día D. No hay vuelta atrás. Despedida (con alguna lagrimilla) de mis padres en el aeropuerto de Lisboa. Vuelo a Casablanca (escala de 20 horas) sin saber dónde dormiríamos allí. Los cinco vamos algo nerviosos. Tenemos mucho en común: tanto en la idea del viaje como en los medios y materiales. Decidimos llamarnos los Salomones (la misma marca de zapatillas de los cinco)


Llegamos a Casablanca en poco más de una hora. Al llegar, nos enteramos que la compañía AirMaroc (de la que soy fan después de este viaje) nos pone un hotel cerca del aeropuerto media pensión y transporte ida/vuelta. ¡No cabemos en nosotros de felicidad! Así que aprovechamos para visitar Casa. Cogemos un taxi con nuestro amigo Lunes que nos hace un tour por la ciudad: un zoco, la gran mezquita y un té (el whisky árabe).
Volvemos al hotel para cenar y aprovechar que tenemos una cama y una ducha en condiciones en un hotel, porque a saber cuándo volverá a pasar.

Lo del día siguiente ya es otra historia. Nos levantamos, desayunamos tranquilamente, cogemos el microbús al aeropuerto… *modo ironía on* Vamos sobrados de tiempo, así que decidamos tranquilamente en qué oficina hacemos el cambio de dinero… Porque teníamos unos 30€ en dirham (moneda marroquí) y de unas a otras perdíamos unos pocos céntimos… ¡Que es eso comparado con perder un vuelo a Rio! *modo ironía off*

Así que nos toca correr… Son las 11:00 cuando nos ponemos en una enorme cola para control de aduanas… ¿Sabéis a que hora empezaba nuestro embarque? Si, correcto, a las 11:00. Al final tuvimos que colarnos y correr como si no hubiese un mañana. Si, fuimos, de largo, los últimos en subir al autobús que nos llevaba al avión (a Harry y Natalia hasta les cerraron las puertas del mismo). Una anécdota divertida ahora. El susto nos lo guardamos para nosotros.
Ya en el avión, un poco más de 9 horas hasta Rio, dan para conocernos algo mejor, compartir ideas de viaje y descansar un poco. 


Al llegar a Rio recuperamos las maletas de las que nos habíamos despedido el día antes en Lisboa, que habían sido plastificadas y todo. AirMaroc, impecable. 
Cogemos un taxi. Las chicas dirección a conocer su anfitrión de Couchsurfing. Nosotros nuestro hostal (Che Lagarto) en Copacabana. Ya estamos aquí. Lo conseguimos.

4 Comentarios

  1. ROCIO

    Me encantan todas las entradas!!! Que pasada de viaje !!! Me estáis dando una envidia brutal!!! Seguir pasándolo de lujo y dejando estos post, los cuales estoy deseando leer!! Te quiero mucho Bro!! Miss u

  2. Beatrice Mazzocchi

    Quel plaisir de lire chaque nouvel épisode de votre blog ! Votre humour et votre bonne humeur sont un bienfait dans la grisaille et la morosité parisiennes. Maintenant, l’aventure commence vraiment. J’attends la suite avec impatience.

  3. Daniel

    Nadie como tú para hacer amigos por donde pasa! Tq

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema creado por Anders Norén