juanporelmundo

Viviendo la experiencia de mi vida

Amigos, Valparaíso, viajes, vuelta al mundo

Valparaíso: colores, street art, los cerros…

Antes de llegar a Valpo (La joya del Pacífico, El Pancho o El Puerto, como también se la conoce), pensábamos quedarnos sólo unos días… Al final fue casi una semana. Algo tiene esa ciudad, cuyo centro fue declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2003.

Geográficamente, la ciudad se presenta en forma de un gran anfiteatro natural, emplazada en la bahía homónima y rodeada de cerros, en los cuales vive la mayor parte de la población. Entre el pie de los cerros y el mar se forma el Plan, centro administrativo, comercial y financiero de la ciudad; mientras el bordemar es ocupado por el puerto. 

Vista de Valpo al atardecer

Llegamos bastante tarde y encontramos un hostel (Muffin) que estaba cerca de la terminal, y además estaba bastante bien (aunque, al estar encima del mercado, te despertabas temprano al grito de «¡Palta, palta!» o «¡Choclo, choclo!»). Tras 5 días en la ecoaldea, se nos hacía raro volver a la civilización, así que decidimos descansar aquella noche.

Aprovechamos la mañana siguiente para visitar la ciudad: el barrio Polanco y su ascensor, subimos a uno de los cerros y vimos la casa donde vivió y murió Pablo Neruda, recorrimos los callejones coloridos y llenos de graffitis, comimos buen pescado en un restaurante céntrico y fuimos a observar los leones marinos al puerto por la tarde.

 

Vistas desde la torre

Ascensor Polanco

Barrio Polanco

Casa de Pablo Neruda

Vistas desde uno de los cerros

Mural que cuenta una leyenda…

Amistad

Visitando Valpo en buena compañia

Wall-e y unas vistas maravillosas

Restaurante de pescaito muy rico

 

Esa noche quedamos con Etienne y fuimos a cenar unas empanadas y tomar unas cervezas.

Al día siguiente nos despedimos de Etienne y Johanne. Nos habíamos conocido por «necesidad» en Península Valdés y nuestros caminos se cruzaron varias veces, unas por azar (como cuando me encontré a Etienne en la cocina del hostel en el Bolsón), otras por coincidencia (vimos que Etienne estaba en Pucón por unas fotos en Facebook) o por gusto, como ir a la ecoaldea con Johanne o encontrarnos todos en Valparaíso, pero en cualquier caso, fue un placer compartir tantos momentos con ellos.

Buen viaje, amigos

 

Esa tarde, Harry hizo el free tour de street art (abajo podeis ver algunos ejemplos, es puro arte) y yo me quedé descansando en el Hostel. 

Para la noche, habíamos quedado con Albanne, una chica francesa que  también habíamos conocido en la ecoaldea, para tomar algo y ver cómo se baila la «Cueca», el baile típico chileno, en el Liberty. De vuelta a casa probamos un italiano o completo (especie de enorme hotdog con tomate, palta (o aguacate) y mayonesa) y una catalana (sustituyendo la mayonesa por queso) en «El bajón del puerto».

Al día siguiente fuimos a hacer un brunch a una casa okupa con Albanne, una chica sueca, varios chilenos y un peruano, y después fuimos a probar el ceviche a la playa y paseamos por el paseo marítimo hasta Valpo.

Esa noche salimos con la gente del hostel: lituanas, australianos, una americana, una turca… Acabamos bailando reggaeton en una especie de discoteca… ¡Muy divertido!

Al día siguiente fuimos a hacer sandboard a Concón, más allá de Viña del Mar. Lo pasamos en grande y acabamos muertos y llenos de arena tras más de dos horas de deslizarnos por la arena de todas las formas posibles: de pie, sentados, tumbados, rodando…

Modelo de SandBoard

 

Esa noche fuimos a casa de una amiga de Albanne y, tras cenar una excelente lasaña vegetal, fuimos a ver unos conciertos de cumbia. Harry y yo estábamos agotados, así que no llegamos al tercer concierto, «Moral Distraída», (al parecer los más conocidos…)

Exquisita lasaña

Concierto de cumbia

El local

El domingo pondríamos rumbo a Santiago de Chile.

4 Comentarios

  1. Beatrice Mazzocchi

    Le temps m’a manqué pour réagit à chacun des vos trois derniers envois, mais j’ai j’ai toujours beaucoup de plaisir à regarder vos magnifiques photos, à partager vos aventures et à découvrir avec vous les beautés et les singularités du continent sud-américain.
    L’air “hommes des cavernes“, barbu, moustachu et avec les cheveux en bataille vous va très bien !

    • Merci Béatrice !! Je commençai à m’inquiéter de ne pas avoir des vos nouvelles dernièrement ! Tout se passe bien ? Grand plaisir de vous lire à nouveau ! Merci de votre commentaire.

  2. Hola! No se cómo llegué a tu blog pero que justo tu última publicación sea de Valparaíso, que fue el último viaje que hice, no debe ser casualidad… 😉 jaja mi blog está recién empezadito pero ya voy a llegar a publicar mi experiencia en Chile 🙂 saludos!!!

    • Hola!! Pues me alegro que el azar te haya llevado hasta él! He ojeado tu blog y tiene muy buena pinta, así que estaré atento a las novedades! Ya tienes un seguidor más! 😉
      Mucho ánimo y encantado! Saludos!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tema creado por Anders Norén