Viviendo la experiencia de mi vida

Amigos, Uyuni, viajes, vuelta al mundo

Tour a Uyuni: una aventura inolvidable.

Saber que vas a estar tres días recorriendo el desierto en un Jeep con 5 desconocidos te crea algo de incertidumbre, pero… ¡Qué suerte tuvimos! Thomas y Ana (pareja de portugueses que hablaban muy bien español); Belén y Carlota (dos jovenes estudiantes españolas) junto con nuestro conductor y guía Roberto, hicieron que ese Tour a Uyuni fuese inolvidable: risas, canciones, fotos, buenas conversaciones… ¡Los interminables kilómetros de carretera pasaron volando!


Primer día: lagunas, geysers, termas, desierto de Dhali y estrellas fugaces.

Tras pasar la frontera de Chile, superar la «super segura e infranqueable» aduana de Bolivia, y las pertinentes presentaciones entre nosotros, empezamos fuerte nuestro primer día de viaje y no paramos de visitar lugares increíbles:

Varias lagunas: la Blanca, donde vimos muchos flamencos; y la Verde, al pie de un volcán.

El desierto de Dalí. Llamado así porque es similar a algunos paisajes pintados por el pintor español (aunque él nunca supo de su existencia). Las extrañas formas que tiene el paisaje y sus piedras recuerdan a algunas de sus surrealistas obras.

Aguas termales, donde, por supuesto, nos dimos un buen baño.

Un geyser volcánico.

Tras la comida (bastante rica y copiosa, por cierto…) …visitamos otra enorme Laguna, esta vez la Colorada (con muchos más flamencos)

Después de algunos kilómetros en Jeep, llegamos al lugar donde pasaríamos la noche. La cena (sin Tomás, ya que el pobre sufrió terribles dolores de cabeza por culpa de la altitud) fue amenizada con una muy divertida actuación por parte de unos niños bolivianos: música y canciones tradicionales, acompañadas de una «inolvidable» coreografía…

Aquella noche, pudimos disfrutar de una impresionante lluvia de estrellas fugaces. ¡En mi vida había visto un cielo tan increíble! 

(haced como que no estoy haciendo un selfie y mirad al cielo)

Segundo día: pinturas rupestres, rocas con formas, llamas y un hotel de sal. 

Nos levantamos muy temprano y fuimos a visitar unas pinturas rupestres… Que nadie sabe de cuándo son o quién las pintó…

Luego fue el turno del tour de las rocas con formas peculiares:

La copa del mundo

El dromedario (¿o es un camello?)

La Italia pérdida (esta zona recibe ese nombre ya que unos italianos fueron encontrados allí tras varios días perdidos en el desierto)

– Y la cobra… Se supone que se aprecia las cabeza de una cobra… A nosotros nos impresionó el enorme cañón.

Además, vimos muchas llamas, alpacas… Y una especie de Laguna Negra

Antes de llegar a nuestro Hotel de Sal (si, si, completamente construido con sal), compramos algunas provisiones… Bueno, básicamente cervezas: de coca, miel, quinoa y cactus, las cuales bebimos en la cena para celebrar nuestra última noche juntos en el tour y que al día siguiente llegaríamos a nuestro ansiado destino…

Y llegó el día: ¡Salar de Uyuni!

Tocó madrugar muchísimo, pero mereció la pena: fuimos a ver amanecer desde la Isla del pescado, un trozo de tierra en mitad del desierto de sal donde se puede apreciar la inmensidad del Salar: kilómetros y kilómetros de sal hasta donde alcance tu mirada en el horizonte…

Es realmente impresionante.

Tras el desayuno, fuimos a hacer la ansiada sesión de fotos típicas jugando con las perspectivas: luchar contra un T-Rex, poder tener a Wall-e con mi mismo tamaño, comerme a Harry, o que todos salgamos bailando de una caja de cereales Chocapic… Todo es posible en este inmenso desierto de Sal. 

Además, nuestro guía Roberto ¡era todo un experto fotógrafo!

Visitamos también el Museo de Sal y las banderas del mundo y tras la comida, acabaríamos nuestro Tour en el desierto de trenes.

Nos despedimos de nuestro querido guía Roberto y su coletilla tras bajar bruscamente el volumen de la música: «Bueno amigos, hemos llegado. En esta parada podrán apreciar (…) Pueden tomar fotos, tienen 15 minutos…«), dándole las gracias por lo bien que se portó con nosotros. 

Y, como habíamos congeniado tan bien, los seis decidimos cambiar nuestros planes y pasar el Año Nuevo juntos en Potosí…

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.